Seguridad en los negocios: Cómo asegurar ventanas y puertas a prueba de ladrones

Aprende cómo puedes asegurar mejor tu negocio protegiendo sus ventanas y puertas contra los ladrones.

Como dueña o dueño de un negocio, quieres mantener tus bienes de valor (equipos, muebles, archivos y pertenencias) a salvo.

Los ladrones a menudo buscan un acceso fácil para entrar en un negocio, como ventanas o puertas sin llave. Cuando asegures tu negocio, empieza con estas entradas.

A continuación encontrarás dos (2) listas con criterios a tomar en cuenta para asegurar adecuadamente las ventanas y puertas de tu negocio.

Seguridad de las ventanas

Sigue estos consejos para evitar riesgos de seguridad, como cristales débiles o ventanas sin cerrar:

  • Compra ventanas con vidrio templado, el cual es más duradero y difícil de romper que el vidrio tradicional
  • Coloca luces exteriores cerca de las ventanas para mantenerlas iluminadas por la noche
  • No coloques objetos de valor cerca de las ventanas, ya que esto permite a los intrusos ver fácilmente los bienes
  • Instala sensores de ventana que envíen notificaciones a tu teléfono, tablet o portátil si se abre una ventana
  • Coloca detectores de rotura de cristal en las ventanas del primer piso; estos activan las alarmas cuando se activan
  • Asegúrate de que tú y los empleados cierren y traben las ventanas antes de salir por el día

Seguridad de la puerta

Ahora que las ventanas de tu negocio están seguras, es momento de proteger adecuadamente las puertas:

  • Nunca dejes las puertas abiertas cuando no hay nadie alrededor o tu negocio está cerrado. Dependiendo del tipo de negocio, considera cerrar las puertas durante el día.
  • Instala cerraduras inteligentes o una solución de control de acceso para saber quién entra y sale del negocio. Recibe alertas móviles si una puerta está cerrada o abierta, incluso si no estás físicamente en el lugar.
  • Usa sensores de imagen o de movimiento cerca de las puertas para monitorear el movimiento.
  • Coloca cámaras de video vigilancia alrededor de las puertas para monitorear la actividad y disuadir a los intrusos.
  • Instala dispositivos de control de acceso, como lectores de banda magnética o tarjetas de acceso, para limitar la entrada a las personas necesarias durante y después de las horas de trabajo.
  • Instala una alarma monitoreada. Un centro de monitoreo recibirá un aviso inmediato si alguien entra a tu establecimiento en horas inusuales.

Tanto si se trata de una empresa pequeña como grande, debes conocer cuántas entradas tiene para poder aplicar los consejos de seguridad anteriores en tu edificio o ubicación.

¿Consideras que las puertas y ventanas de tus negocios están bien aseguradas? Compártelo tus dudas y consejos de seguridad en los comentarios.


Deja un comentario